Movimientos de 5 CCAA denuncian peligro de 2.000 expedientes mineros España

Ávila, 21 jul (EFE).- Trece movimientos sociales de cinco comunidades autónomas han denunciado hoy, coincidiendo con el Día Mundial contra la Minería a Cielo Abierto, el “grave peligro que sufre España” ante los “más de 2.000” expedientes mineros solicitados en todo el territorio nacional.

Estos colectivos han hecho pública su preocupación en un comunicado de prensa en el que han advertido de la intención por parte de esas compañías de “dejar a su paso una España desolada, agujereada, yerma, contaminada e inhabitable”.

 En el mismo sentido se ha expresado Félix Jiménez, coordinador de la Ecomarcha 2018 que, organizada por Ecologistas en Acción, recaló ayer en Ávila para apoyar a las tres plataformas contra las minas a cielo abierto que se encuentran actualmente activas en la Sierra de Yemas, el Valle del Corneja y la Sierra de Ávila.

 

 

Jiménez, que es uno de los 70 ciclistas que forman parte de esta marcha que concluirá su recorrido en la provincia de Salamanca dentro de unos días, ha denunciado a los periodistas el “boom de minería especulativa” que existe en España, donde a su juicio “no hay casos aislados”, sino “una campaña”.

Tras señalar que “no es casual la proliferación” de estos proyectos mineros, ha señalado que fundamentalmente se concentran en el oeste de España, lo que podría ser “la puntilla para la despoblación del medio rural”.

Por su parte, Elena Solís, del Grupo de Minería de Ecologistas en Acción, ha señalado que dicho grupo se puso en marcha el año pasado para “hacer frente a la cantidad de proyectos mineros que sistemáticamente se están autorizando en España”, aunque ha señalado que Extremadura es “la comunidad más asolada”.

Precisamente varias plataformas de Extremadura se han sumado al rechazo a las “extracciones especulativas y contaminantes”, junto a otros colectivos de Castilla y León, Galicia, Asturias y Murcia.

Al igual que los miembros de Ecologistas en Acción, estos colectivos han denunciado la “la especulación de unas multinacionales mineras que han decidido, amparadas por la Ley de Minas de 1973, recuperar antiguas explotaciones abandonadas o iniciar nuevos mega-proyectos”.

Desde su punto de vista, se trata de “auténticos lobos con piel de cordero, en muchos casos amparados bajo el paraguas de unas administraciones, que no velan por el interés de sus ciudadanos”.

 

 

“Hoy Galicia, Castilla y León, Extremadura, Asturias y Murcia gritamos unidos en contra del oscurantismo con el que se mueven. Pedimos un cambio de Ley de Minas, anquilosada en el tiempo, que expropia al propietario un terreno que es suyo”, han explicado.

En este contexto, han apuntado que “la minería a cielo abierto no es solo una manera económica de extraer mineral para las empresas extractivas, sino también una forma muy barata de contaminar aire y agua, destrozar paisajes, despoblar zonas rurales”.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *