Noticias

El Gobierno descarta autorizar los permisos de Berkeley. Berkeley Energia suspende su cotización en el mercado de valores de Australia antes las fuertes caídas

El Gobierno español descarta autorizar los permisos necesarios para que opere la mina de uranio que la empresa australiana Berkeley Energía está proyectando en la localidad de Retortillo (Salamanca). Además, Berkeley Energia suspendió este martes su cotización en el mercado de valores de Australia antes las fuertes caídas registradas, según publican varios medios.

El proyecto consiguió las autorizaciones preliminares en 2013, pero desde entonces se enfrenta a la oposición de diferentes grupos locales y trabas administrativas. La empresa aseguró el martes por la mañana en una conferencia con inversores que seguía “optimista” con poder conseguir todos los permisos necesarios para que comience a operar, informa Ical.

El proyecto depende de una licencia urbanística de construcción local y de otra de la autoridad nuclear para construir la planta de tratamiento radioactivo. Esta autoridad depende a su vez del Ministerio de Transición Ecológica. “El Ejecutivo esperará a que se resuelvan los procesos en marcha pero se opondrá en cualquier caso a la apertura”, aseguró una fuente gubernamental.

Caída en bolsa

Berkeley Energia anunció hoy la suspensión temporal de su cotización en el mercado de valores de Australia (ASX) «con efectos desde esta fecha», tras conocerse este lunes los planes del Gobierno español. Así lo comunicó la compañía a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La minera asegura que seguirá cotizando en los parqués de Londres y Madrid.
Con todo, Berkeley asegura que la cotización de las acciones de la sociedad continuará normalmente durante este periodo de suspensión voluntaria, en el mercado de valores de Londres (LSE) y en el mercado continuo en España (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia)».

No es la primera vez que Berkeley tiene problemas en el parqué. El pasado 14 de agosto, la CNMV alertó de que el elevado precio de la acción del grupo era una anomalía, atribuyéndolo a la desinformación de los inversores. La compañía especializada en el sector de la minería se estrenó en el Mercado Continuo español a un precio de 0,474 euros por acción, el mismo al que cerraron sus títulos en la Bolsa de Londres en la jornada anterior, aplicando el tipo de cambio correspondiente.E

Movimientos de 5 CCAA denuncian peligro de 2.000 expedientes mineros España

Ávila, 21 jul (EFE).- Trece movimientos sociales de cinco comunidades autónomas han denunciado hoy, coincidiendo con el Día Mundial contra la Minería a Cielo Abierto, el «grave peligro que sufre España» ante los «más de 2.000» expedientes mineros solicitados en todo el territorio nacional.

Estos colectivos han hecho pública su preocupación en un comunicado de prensa en el que han advertido de la intención por parte de esas compañías de «dejar a su paso una España desolada, agujereada, yerma, contaminada e inhabitable».

 En el mismo sentido se ha expresado Félix Jiménez, coordinador de la Ecomarcha 2018 que, organizada por Ecologistas en Acción, recaló ayer en Ávila para apoyar a las tres plataformas contra las minas a cielo abierto que se encuentran actualmente activas en la Sierra de Yemas, el Valle del Corneja y la Sierra de Ávila.

 

 

Jiménez, que es uno de los 70 ciclistas que forman parte de esta marcha que concluirá su recorrido en la provincia de Salamanca dentro de unos días, ha denunciado a los periodistas el «boom de minería especulativa» que existe en España, donde a su juicio «no hay casos aislados», sino «una campaña».

Tras señalar que «no es casual la proliferación» de estos proyectos mineros, ha señalado que fundamentalmente se concentran en el oeste de España, lo que podría ser «la puntilla para la despoblación del medio rural».

Por su parte, Elena Solís, del Grupo de Minería de Ecologistas en Acción, ha señalado que dicho grupo se puso en marcha el año pasado para «hacer frente a la cantidad de proyectos mineros que sistemáticamente se están autorizando en España», aunque ha señalado que Extremadura es «la comunidad más asolada».

Precisamente varias plataformas de Extremadura se han sumado al rechazo a las «extracciones especulativas y contaminantes», junto a otros colectivos de Castilla y León, Galicia, Asturias y Murcia.

Al igual que los miembros de Ecologistas en Acción, estos colectivos han denunciado la «la especulación de unas multinacionales mineras que han decidido, amparadas por la Ley de Minas de 1973, recuperar antiguas explotaciones abandonadas o iniciar nuevos mega-proyectos».

Desde su punto de vista, se trata de «auténticos lobos con piel de cordero, en muchos casos amparados bajo el paraguas de unas administraciones, que no velan por el interés de sus ciudadanos».

 

 

«Hoy Galicia, Castilla y León, Extremadura, Asturias y Murcia gritamos unidos en contra del oscurantismo con el que se mueven. Pedimos un cambio de Ley de Minas, anquilosada en el tiempo, que expropia al propietario un terreno que es suyo», han explicado.

En este contexto, han apuntado que «la minería a cielo abierto no es solo una manera económica de extraer mineral para las empresas extractivas, sino también una forma muy barata de contaminar aire y agua, destrozar paisajes, despoblar zonas rurales».EFE

Organismo de ONU alerta sobre uso del ‘fracking’

Por los problemas que genera para el medio ambiente, todos los países deben utilizar “con precaución” la fracturación hidráulica, también conocida como fracking, para extraer gas natural desde las formaciones de rocas de esquisto del subsuelo, advirtió la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés).

El organismo investigó el desarrollo histórico que ha tenido el fracking en varios países para extraer gas esquisto, también conocido como gas shale, y lo evaluó a partir de dos elementos: las necesidades energéticas del planeta y también en relación al Acuerdo de París, referido a los compromisos mundiales para reducir los gases de efecto invernaderos.

El objetivo de la investigación, indicó, es ofrecer “una perspectiva desapasionada” a políticos y otras partes interesadas, sobre las ventajas y desventajas del gas natural y su extracción mediante el fracking

Hay preocupación sobre la gran cantidad de agua que se usa en elfracking y los riesgos que implica para la calidad de las aguas subterráneas y la contaminación de las superficiales, ponderó.

El gas natural, incluido el shale, tiene como desventaja ser un combustible fósil que emite monóxido de carbono (CO), el cual resulta perjudicial cuando se quema. Además, el componente principal del gas natural es el metano (CH4), cuyo potencial de calentamiento global es 28 veces mayor que el del bióxido de carbono (CO2) en un horizonte temporal de 100 años.

En 2016, la concentración del metano en la atmósfera alcanzó un máximo histórico de mil 853 partes por mil millones – alrededor del 257 por ciento de su nivel preindustrial, según la Organización Meteorológica Mundial”, refirió la Unctad.

El cambio climático significa que todos los países deben, como cuestión de urgencia estratégica, alejarse de la quema de combustibles fósiles, como el gas de esquisto”, aseveró Mukhisa Kituyi, secretario general de la Unctad.

Sin embargo, acotó que como “la energía resulta necesaria para poner fin a la pobreza y estimular el desarrollo, los países con recursos potenciales de gas de esquisto o shale deben entender los pros y los contras cuando toman decisiones de política sobre la matriz energética a corto plazo”.

En su informe, la Unctad puntualizó que las inversiones no deben hacerse a expensas de las energías renovables y las estrategias de eficiencia energética. El gas natural “debe contribuir al logro de una transición suave desde el actual modelo económico, basado principalmente en combustibles fósiles, a lograr una economía baja en carbono, con el objetivo de cumplir con el objetivo de desarrollo sostenible 7 para el año 2030”, el cual establece que la energía sdebe ser aseguible, fiable, sostenible y moderna para todos.

Sobre las ventajas del gas natural, la Unctad aseguró que se le llega a considerar como un “combustible puente” entre las fuentes de energía renovable y el carbón y el petróleo, los energéticos fósiles que producen grandes cantidades CO2.

El gas natural emite alrededor de 40 por ciento menos de CO2 que el carbón por cada unidad de energía producida y ésta puede ser almacenada y utilizada con mayor eficiencia que la generada a partir de fuentes renovables como el viento.

Conclusiones de la Reunión Anual de Directores de Industria y Energía autonómicos y del Gobierno Central

En la XVI Reunión Anual del Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas de España con los Directores General de Industria, Energía y Minas que, bajo el lema “Sosteniendo el fututo”, tuvo lugar en Sevilla conjuntamente con el XIV Congreso Internacional de Energía y Recursos Minerales, se pasó revista a los principales temas sobre la actividad de minería y energía y actividad nacional, alcanzándose las siguientes Conclusiones

1. Una minería moderna, responsable, innovadora y respetuosa con el medio ambiente siempre es posible.

2. La minería es un pilar de la economía sostenible por su contribución al PIB, a la fijación de empleo y a la economía circular.

3. Es preciso consensuar y desarrollar una ley de bases de la industria extractiva, con el objetivo de fomentar la actividad minera, agilizar los plazos, simplificar los trámites y mejorar la gestión con las Comunidades Autónomas.

4. En aplicación de la legislación, se deben eliminar las prohibiciones genéricas, a las actividades extractivas que puedan existir en cualquier otra normativa.

5. La minería es una actividad imprescindible para la sociedad. Por ello, es necesario mejorar su imagen y promover iniciativas de comunicación con la sociedad, en general.

6. El Instituto Geológico y Minero de España pone a disposición de la sociedad una herramienta que permite encontrar toda la información geocientífica que posee, coincidiendo con los criterios de búsqueda, espaciales o temáticos, fijados por el usuario.

7. Se propugna la adopción de medidas que permitan mantener más allá del 2018 la minería del carbón autóctono que sea competitiva. Se reconoce el papel del carbón como respaldo de las renovables, elemento clave en la cobertura de los servicios de ajuste y modulación del precio final de la electricidad.

8. Es necesaria una transición energética ordenada, justa y equilibrada que garantice la seguridad en el suministro y que se adapte a los objetivos ambientales, a partir de la tecnología disponible más adecuada según la realidad de cada territorio.

9. Los técnicos aportan el criterio y el rigor necesarios para llevar a buen término los proyectos industriales y mineros.

10.La colegiación es una garantía para la actividad minera y energética sostenible y una salvaguarda contra el intrusismo profesional.

Geoalcali “optimista” ante los últimos requerimientos de Medio Ambiente | Navarra Capital

Responsables de la compañía se reafirman en la sostenibilidad de su proyecto en Sangüesa ante las últimas peticiones del Ministerio de García Tejerina sobre medidas de seguridad antisísmicas y de gestión del subproducto de sal.

 Recreación de la futura Mina Muga en la zona de Sangüesa.

Recreación de la futura Mina Muga en la zona de Sangüesa.

Responsables de la empresa Geoalicali informaron, a través de su boletín informativo, de que su proyecto afronta “la recta final” para la obtención del permiso medioambiental (DIA) que necesitan para la apertura de su proyecto de extracción de potasa en la zona de Sangüesa y Cinco Villas. 

Igualmente, añadieron sentirse “optimistas” al tiempo que confirmaron que, desde el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que dirige Isabel García Tejerina se les habría solicitado “nuevos datos aclaratorios sobre diferentes cuestiones en torno al proyecto de Mina Muga“.

La compañía dispone ahora de un plazo de 3 meses para responder a las solicitudes de información planteadas desde el Ministerio de Medio Ambiente.

En concreto, la Administración del Estado les habría demandado información sobre la posible afección de la mina en materia de sismicidad sobre cualquier infraestructura local;la posibilidad de que se produzcan hundimientos en la zona y la gestión actual y futura del subproducto de sal producido por la mina, informó ayer la empresa mediante una nota.

Ante ese requerimiento, para el que disponen de un plazo máximo de tres meses para aportar la documentación exigida, desde la empresa se ha apuntado su total disposición a colaborar “con todos los agentes implicados para garantizar los mejores resultados con el medio ambiente y con la comunidad”

Igualmente, han añadido que, con respecto a una hipotética generación de sismicidad y hundimientos, “ya hemos realizado gran parte de ese trabajo en nuestras presentaciones anteriores”, pero que “las completaremos con el trabajo adicional solicitado”.

EL ÚLTIMO PASO

GEOALCALI RECREACIONPor lo que respecta, por su parte, a la gestión actual y futura del subproducto de sal, desde Geoalcali han comentado que el ministerio “requiere la confirmación y el compromiso de que la compañía gestionará adecuadamente ese material para no dejar ningún problema ambiental a largo plazo tras el cierre de la mina”.

Ante esa demanda, en la empresa han aclarado que tienen previsto aplicar “un minucioso plan de vigilancia y restauración que confiamos en que proporcionará una respuesta adecuada para lograr esta condición”.

Por todo ello, Geoalcali “responderá dentro del plazo previsto”, han asegurado sus responsables para sentenciar, finalmente que “el Ministerio ha confirmado a la compañía que este paso es el último que debe realizar en el proceso de la aplicación ambiental para el desarrollo de la Mina Muga”.

Sevilla, capital mundial de la minería por una semana

Josep Piqué, economista y exministro, abrirá la XIV edición del Congreso de Energía y Recursos minerales

El economista y ex ministro del Gobierno de España, Josep Piqué, pronunciará el próximo martes 10 de abril la conferencia inaugural de la XIV edición del Congreso Internacional de Energía y Recursos Minerales, que, bajo el lema Sosteniendo el Futuro, reunirá durante tres días a expertos y profesionales de todo el mundo en dichas materias. El conferenciante será presentado por Javier Targhetta, Senior Vicepresident de Freeport-McMoran y consejero delegado de Atlantic Copper.

Con su designación como sede del XIV Congreso Internacional de Energía y Recursos Minerales, Sevilla se consolida como capital de la minería, tras acoger en 2017 y 2015 las dos primeras ediciones del Metallic Mining Hall, el Salón Internacional de la Minería Metálica. Se reconoce así el desarrollo experimentado por el sector minero andaluz en los últimos años, hasta convertirse en una industria estratégica en crecimiento, tanto en términos económicos como de creación de empleo, con un alto nivel de innovación.

Esta cita, que tendrá lugar en el Hotel Barceló Sevilla Renacimiento, se desarrollará de forma paralela al 2018 International Symposium in Slope Stability in Open Pit Mining, y está organizada por el Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Sur, a partir de la encomienda del Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas y de la Asociación Nacional de Ingenieros de Minas.

El Congreso abordará numerosos aspectos relacionados con la exploración y explotación de los recursos minerales, las materias primas y su transformación, la energía y su futuro, el agua y los sistemas de gestión y el marco normativo. Reunirá a más de 700 asistentes de múltiples nacionalidades, representando a más de 400 empresas punteras de dichos sectores, los cuales tendrán acceso a más de 100 comunicaciones orales técnicas, a la sala de posters, a varias conferencias individuales, y a importantes mesas redondas, que completarán el amplio programa técnico del Congreso.

Participantes

Entre las mismas destacan la de «Minería y Metalurgia», con la participación de Javier Targhetta, consejero delegado de Atlantic Copper; Alberto Lavandeira, consejero delegado de Atalaya Mining; Joaquín González-Blas, Energy Manager de ALCOA; Rosa Menéndez, presidenta del CSIC; Daniel Muñiz, director general de Américas Mining Corporation (Grupo México); y José F. Sánchez-Junco, Chairman & CEO de Maxam.


Javier Targhetta, presidente de Atlantic Copper

La del «Agua, gobernanza y sostenibilidad», que contará con la participación de José Luis Manzanares, presidente de Ayesa; Stephen Foster, Asesor del Banco Mundial; Inmaculada Cuenca Fernández, Directora General de Infraestructuras y Explotación del Agua de la Junta de Andalucía; Carlos Fernández Jauregui, Chief Visionary Officer de la WASA-GN Water; y Antonio Ramón Guinea, presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Y la de «Transición Energética», en la que intervendrán Alberto Amores, Socio Monitor de Deloitte; Pedro Iglesia, presidente-director general de Carbunión; Andreu Puñet, director general de la Asociación Española de Productores de Petróleo (AOP); Teresa Rasero, presidenta de la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE); Ignacio Araluce, presidente de Foro Nuclear; y José María González Moya, Director General de la Asociación de Energías Renovables (APPA).

Clausura

El viernes 13 de abril, previa a la Clausura, habrá una mesa redonda de Conclusiones y Proyección de futuro, moderada por Miguel Angel Paradinas, vicepresidente del Comité Científico, y compuesta por sus cinco responsables de Área: Juan Ramón García Secades, José Luis del Valle, Javier Targhetta, José Luis Tejera y Juan Antonio López Geta. En la misma estará José Miguel Galera, como representante del Slope Stability.

El Congreso también contará con un área de pósteres comerciales, workshops y más de 30 stands comerciales, que permitirán establecer sinergias entre las empresas mineras y auxiliares nacionales y las procedentes de otras partes del mundo. En la organización de este evento, celebrado por segunda vez en Andalucía en sus más de 50 años de historia, han colaborado más de 40 patrocinadores entre empresas públicas y privadas, tanto nacionales como internacionales.

El proyecto Mina Muga está dando los pasos finales hacia su aprobación

El proyecto Mina Muga está dando los pasos finales hacia su aprobación

La empresa Geoalcali está dando los últimos pasos para obtener la Declaración de Impacto Ambiental para sacar adelante el proyecto de Mina Muga en el entorno de Sangüesa. Un documento que acercaría el inicio de su explotación.

La empresa tiene que aclarar al Ministerio la información que le ha solicitado sobre en la zona sismicidad, posibles hundimientos y gestión de residuos. Tiene 3 meses para entregar la documentación.

El proyecto Mina Muga está dando los pasos finales hacia su aprobación | Radio Pamplona | Cadena SER

Ricardo Pérez, el responsable de relaciones exteriores de Geoalcali, explicaba en la SER que, si el proyecto fianalmente sale adelante, generaría hasta 800 empleos directos en los momentos de máxima explotación. El volumen de inversión estimado se sitúa en los 400 millones de euros.

«La minería parece ahora el enemigo de la sociedad»

El enfrentamiento social que ha avivado la posible explotación de la mina de litio de Cáceres ha puesto el foco en el sector de la minería. «Ahora se está convirtiendo en el enemigo de la sociedad, en el demonio, cuando realmente todo lo que nos rodea está constituido por minerales que se extraen de algún sitio. Muchos de esos minerales los tenemos en Extremadura y lo que tenemos que hacer realmente no es luchar en contra de la minería, sino luchar para que si esos minerales se tienen que extraer aquí porque existe esos recursos, se extraigan de la forma más sostenible posible y que la industria que lleva asociada esos recursos se quede en Extremadura, que no seamos meros extractores de materias primas sino que también se transformen aquí», defiende Juan José Tejado, presidente de la Asociación Geológica de Extremadura (Agex).

«De poco sirve que al final dentro de cinco o veinte años se pongan a extraer litio de Cáceres y luego se lo lleven en camiones a Alemania para fabricar baterías de litio y se quede allí el valor añadido; hay que luchar porque si esos recursos se explotan, la fábrica de las baterías de litio se instale en el polígono Las Capellanías, que la industria tecnológica y de calidad que tienen asociadas estas materias primas se quede en la comunidad de donde salen», insiste.

Este experto, doctor en Física Aplicada, señala que se está demonizando en exceso un sector del que siempre ha vivido la comunidad y que puede contribuir a su desarrollo. «No se trata de prohibir por prohibir y que la minería se convierta ahora en el ogro de la sociedad, estamos equivocados. Está bien que conservemos nuestro entorno, debemos hacerlo, pero también hay que generar riqueza para la región y la minería puede ser uno de esos elementos».

Tejado señala que la ley de minas que regula los permisos de investigación y explotación de un recurso minero es «muy garantista y los aspectos medioambientales son muy tenidos en cuenta en esos trámites». Precisamente por ello, además de por el retraso de la propia administración central, acabó cerrando la mina de Aguablanca y dejando a decenas de trabajadores en el paro. La demora de la declaración de impacto ambiental (DIA) necesaria para iniciar las extracciones subterráneas del níquel de aquella mina que hasta ahora se explotaba en superficie, motivó que la empresa no pudiera aguantar más tiempo; tampoco ayudó el precio de ese metal en el mercado. «Si no hubiera sido necesaria la DIA, la empresa habría seguido explotando en el interior de la mina cuando se acabó la materia de la superficie».

 Por eso insiste en que la minería no debe convertirse ahora en el enemigo a batir, «no va a destruir la región, no es así». Sin embargo, apunta que sí se parece que se está convirtiendo en ello porque «cuando una persona tiene fijado un criterio es muy difícil que atienda a cuestiones y argumentos técnicos». Sin embargo, luego todos consumimos esos productos que contienen litio, hierro, volframio, estaño,… «porque todo está construido con esos elementos». Por eso considera que los movimientos de oposición a ciertos proyectos son básicamente enfrentamientos territoriales. «Si es en mi jardín no lo quiero, pero si es en el del vecino no pasa nada».Tejado insiste en la necesidad sobre todo de estar informado y no rechazar de primeras cualquier proyecto. Considera que este sector puede contribuir al desarrollo de Extremadura, generar empleo y valor añadido. «No todo va a girar ahora en torno a la minería, pero es una riqueza que debemos explotar de una forma sostenible y que es totalmente compatible con el medio ambiente». Pero lo primero es conocer bien lo que tenemos. «En toda Extremadura, en España y en Europa se están realizando investigaciones sobre los recursos mineros, es importante que sepamos qué tenemos en nuestro subsuelo y eso es lo que se ha hecho siempre; luego ya se decidirá qué se hace con esos recursos».

La minería, entre el desconocimiento y la demagogia

La minería actual poco tiene que ver con las ideas preconcebidas que se puedan tener en base a la imagen que siempre se ha mostrado del sector, contaminante y con un fuerte impacto ambiental.

Actualmente cuando se menciona el sector de la minería se asocia con premisas que poco se acercan a su realidad que no es otra que la de un sector estratégico gracias a sus buenas cifras de empleo y exportación para Europa y especialmente para España. Prueba de ello es el Dictamen del Consejo Económico y Social Europeo sobre La minería no energética en Europa(2009/C 27/19), en el que expresamente se indicaba que el 70% de la industria europea depende de las sustancias minerales. Asimismo, reconocía que muchos europeos no reconocen la importancia de la minería, si bien el crecimiento sostenible de Europa dependerá de los minerales que se extraigan en su territorio.

La minería actual poco tiene que ver con las ideas preconcebidas que se puedan tener en base a la imagen que siempre se ha mostrado del sector, contaminante y con un fuerte impacto ambiental. En los últimos 30 años el contexto minero ha cambiado radicalmente y en el siglo XXI va siempre de la mano de la sostenibilidad. Hoy en día no se plantea ningún proyecto que no sea plenamente viable desde el punto de vista medioambiental. Este cambio ha permitido a las Administraciones instrumentos adicionales para la aplicación de los principios de precaución, prevención, corrección y compensación, entre otros, que hacen viable el desarrollo de explotaciones mineras con su sostenibilidad.

Sin embargo, a pesar de la importancia estratégica de la minería para el crecimiento sostenible de Europa y del como elevado nivel de protección que la normativa ambiental ofrece, es cada vez más frecuente encontrar nuevas plataformas en contra de proyectos mineros. Con una sencilla búsqueda en Internet nos encontraremos con cientos de noticias sobre plataformas en contra de explotaciones de uranio, tierras raras, cobre, litio, potasas, magnesitas o feldespatos, entre otros.

Estas plataformas suelen tener los mismos patrones de conducta y actuación. Lanzan mensajes erróneos y aterradores para crear el pánico en la sociedad poniendo en duda la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente por parte del proyecto. A éste se unen los juicios de valor para provocar la desconfianza tanto en la compañía minera como, fundamentalmente, en las Administraciones que han de velar por el cumplimiento de la normativa ambiental y que, en muchas ocasiones, ni siquiera han tenido aún la oportunidad de empezar a tramitar el expediente. A continuación, se apela a los sentimientos de la población para tratar de evitar a futuro cualquier tipo de debate objetivo y técnico. Y, finalmente, ante la sensación de alerta y desprotección generada, la plataforma se autoerige en «paladín» y portavoz de los intereses populares.

Estas plataformas a pesar de estar vacías de argumentos reales, disfrutan de una gran relevancia mediática y lamentablemente en muchas ocasiones logran el objetivo de que las administraciones acaben con proyectos que reactivarían la economía de la zona o ayudarían a mejorarla. Esta situación se conoce como el fenómeno NIMBY (Not In My BackYard, no en mi patio trasero). Bajo este supuesto subyace un componente importante de insolidaridad al poner barreras significativas al cambio y al desarrollo socioeconómico de la zona proyectada. Sin embargo, todas estas plataformas lejos de hacer un ejercicio de coherencia no hacen mención alguna a desprenderse de aquellos bienes cotidianos que vienen directamente de los minerales como los teléfonos móviles, ordenadores, vehículos, electricidad…

La demagogia pseudo-ecológica de estos grupos contrasta con estudios como el publicado por el Banco Mundial, (The Growing Role of Minerals and Metals for a Low Carbon Future, junio 2017), sobre el papel que desempeñan de los minerales y metales en un futuro con reducción de carbono. En este estudio queda patente que los que los escenarios de cambio climático y reducción de gases con efecto invernadero, no han prestado atención alguna sobre la demanda de minerales que generará el cumplimiento de los objetivos de reducción de carbono. Considerando unas tecnologías específicas (eólica, solar y de almacenamiento de energía) así como tres escenarios diferentes en función de lo exigente de sus objetivos, el estudio analiza la demanda global de minerales que será necesaria para cumplir estos objetivos. Pues bien, conforme a este estudio, la demanda de minerales como el litio, cobalto, cobre, tierras raras, molibdeno o manganeso se podría incrementar hasta un 1000% en función del mineral, la tecnología y el objetivo.

La Administraciones y la sociedad no deben permitir que estas plataformas consigan sus propósitos amparados en razones vacías de argumentos y llenas de demagogia. El desarrollo sostenible de la sociedad va a seguir ligado a la obtención de sustancias minerales y de la minería bajo los estándares ambientales exigidos y esa es la principal razón que debe guiar a las Administraciones a tomas las decisiones y no los grupos con posiciones insolidarias y reprochables que tanto proliferan en la actualidad.

El planeta podría perder el 40% de su agua potable para 2030

El Foro Económico Mundial incluye en sus discusiones anuales la crisis del agua entre las amenazas mundiales potencialmente más graves, sin embargo, la actividad de consumo del ser humano no apunta a alcanzar la sostenibilidad.

Mucho antes de la sequía en Ciudad del Cabo que podría privar a la urbe sudafricana de agua corriente a partir de mayo, e incluso anteriormente a la entrada en escena del cambio climático, el mundo ya vivía una crisis de este recurso vital.

Las señales de que las reservas de agua dulce peligraban eran evidentes: grandes ríos bloqueados por represas explotados hasta la última gota, capas freáticas milenarias vacías y aguas afectadas por diversos tipos de contaminación.

Sin embargo, la segunda ciudad sudafricana no sufría estos problemas. En 2014, la media docena de depósitos que suministran agua para sus cuatro millones de habitantes estaban llenos.

Pero después de tres años de una sequía histórica, las reservas están a su nivel más bajo y el gobierno sudafricano debió este martes declarar el estado de «desastre nacional».

Lea también: Contaminación del aire y diabetes, una relación que se fortalece

Los expertos climáticos lo habían previsto, pero no tan temprano. «El cambio climático debería habernos golpeado en 2025. (…) Los servicios meteorológicos de Sudáfrica me comentaron que sus modelos ya no funcionan», comentó la responsable de la provincia del Cabo occidental, Helen Zille.

De prestado

A escala global, la crisis del agua se perfilaba desde hacía décadas. El Foro Económico Mundial incluye cada año este fenómeno entre las amenazas mundiales potencialmente más graves, por delante de las catástrofes naturales, las migraciones masivas y los ciberataques.

En la llanura del Indo y del Ganges, donde viven unos 600 millones de personas en India, Pakistán y Bangladés, «el agua subterránea es extraída a un ritmo inaguantable y muy preocupante», constata Graham Cogley, de la universidad canadiense de Trent. Y más de la mitad de este recurso, contaminado por la sal y el arsénico, es inutilizable para el consumo y la irrigación, según un estudio reciente.

Las capas subterráneas proveen agua potable a al menos la mitad de la humanidad, así como el 40% es utilizada para la agricultura.

Le puede interesar: Dietas altas en frutas y vegetales, mejores para el medio ambiente

Pero los acuíferos no se llenan tan fácilmente como un depósito tras una tormenta: a escala del tiempo humano, no son un recurso renovable.

La mayoría de regiones del mundo ya sobrepasaron lo que el climatólogo Peter Gleick llama «el techo del agua». «La gente vive en lugares donde utilizan todo el agua renovable, o lo que es peor, viven de prestado bombeando excesivamente las aguas subterráneas no renovables», explica a la AFP. Esto implica una sobreexplotación que genera a la vez infiltraciones de agua salada y fallas de terreno, hundiendo cada año un poco más a decenas de metrópolis como México, Yakarta y Tokio.

«500 millones de personas en el mundo hacen frente a penurias todo el año», de las cuales más de un tercio son de la India, indica por su parte Arjen Hoekstra, de la universidad de Twente en Holanda.

Solo el inicio

Y «el cambio climático viene a sumarse a todo ello», advierte.

El planeta ya se calentó 1ºC desde la era preindustrial y podría todavía sumar uno o dos grados. Según los expertos de clima de la ONU (IPCC), con cada grado adicional, alrededor de 7% de la población mundial pierde al menos 20% de sus recursos de agua renovable.

De aquí a 2030, el mundo se enfrentará a un déficit de agua de 40% si no se actúa para limitar el cambio climático. Al mismo tiempo, la demanda mundial aumentará un 55%, bajo la presión de las metrópolis de los países en desarrollo.

Lea también: Estudio advierte que ballenas y tiburones están amenazados por contaminación de microplásticos

«Con el agravamiento del cambio climático, los impactos sobre los recursos de agua también empeorarán», previene Gleick. Grandes regiones de África serán particularmente vulnerables a medida que se agrave esta situación.

La perspectiva de contar con unas canalizaciones vacías preocupa ya a algunas zonas urbanas, como en California, que sale de un lustro de sequía, o Sao Paulo, que a punto estuvo de sufrir un «Día Cero», sin agua corriente, en 2014-2015.

Así, en Ciudad del Cabo, el espectro del «Día Cero» es solo un inicio. «El riesgo de años secos aumenta a medida que nos acercamos al final del siglo», comenta Piotr Wolski, hidroclimátologo de la Universidad del Cabo.